Consejos para decorar la habitación del bebé

Mientras se espera la llegada del bebé, se puede ir decorando su futura habitación. Esta tarea no sólo es divertida y entretenida para que los últimos meses de embarazo no sean tan pesados; sino que además puede ser un excelente motivo para aprovechar la creatividad y las habilidades de todos los miembros de la familia. Aunque para algunas personas esta puede ser una tarea agotadora y pueden terminar necesitando un gran presupuesto; no tiene porque ser así.

Se debe tratar siempre de minimizar los costos y de hacer del cuarto un lugar agradable para el bebé; y además, es importante pensar si la decoración se cambiará al crecer el bebé o si se quedará hasta que el niño tenga determinada edad. Los típicos cuartos en celeste y rosa, son algo muy común, lo mejor es variar los colores y crear un ambiente más moderno y divertido.

Por esto, es más recomendable, al momento de elegir por ejemplo el color de las paredes, optar por colores neutros o colores que no tengan que ver con el sexo del bebé. Otra opción, es crear murales en alguna de las paredes, para incentivar al bebé. También se puede pegar divertidos vinilos de pared o pegatinas, con figuras infantiles. Estas opciones te evitan tener que gastar en repintar completamente la pared.

cuarto-bebe

En cuanto a los pisos, es mejor también tenerlos en tonos neutros, en este caso se debe decidir si se prefiere un piso liso fácil de limpiar, o un alfombrado o también un suelo de Foamy que puede ser muy bueno para amortiguar las caídas de bebé (cuando este aprendiendo a caminar), pero que puede significar un dolor de cabeza al hacer la limpieza, sin hablar de la estática y las molestosas pelusas.




 Una buena opción, aunque no seas una decoradora de interiores profesional ni una arquitecta, es crear bocetos en papel antes de comenzar los cambios, para ir definiendo el diseño que más te guste y más se adapte a tu presupuesto. Otra cosa que no se debe olvidar es que el diseño que se elija debe tener incluida la seguridad del bebé. En cuanto a los muebles, existe gran variedad en el mercado, trata siempre de adquirir los más prácticos y, si es posible aquellos que durarán más tiempo y pueden irse adaptando al crecimiento del bebé. Recuerda que los niños crecen  muy rápido y no será muy bueno comprar muebles que sólo servirían pocos meses. No descuides tampoco las cortinas y la iluminación. Estas dos cosas pueden darle el toque especial a la habitación. Utiliza colores claros y diseños divertidos en las cortinas, y adecua la iluminación de manera que puedas tener un cuarto muy bien iluminado, combinando luces suaves y brillantes.
 Foto vía: Better Homes and Gardens, Chef and Home

Comentarios

Entradas populares de este blog

Caminando por la mágica Andalucía

Todo lo que se necesita saber sobre las calderas de pellet

Video online, un auténtico tesoro de la publicidad